Polémicas declaraciones del Papa Francisco: «La propiedad privada es un derecho secundario»

En una polémica declaración dijo que es más importante el destino universal de los bienes respecto del respeto a la propiedad privada.

El papa Francisco subrayó que es más importante el destino universal de los bienes respecto del respeto a la propiedad privada.

«Siempre, junto al derecho a la propiedad privada, existe el derecho prioritario y precedente de la subordinación de toda propiedad privada al destino universal de los bienes de la tierra y, por tanto, el derecho de todos a su uso», dijo en el videomensaje por la Conferencia Internacional del Trabajo

«A veces, al hablar de propiedad privada, olvidamos que es un derecho secundario -subrayó-, que depende de este derecho primario, que es el destino universal de los bienes».

Thank you for watching

El papa Francisco reivindicó asimismo el derecho de todos los trabajadores a organizarse en sindicatos en momentos que la actividad económica está a punto de aumentar a medida que disminuye la amenaza de la pandemia.

El pontífice destacó las necesidades de los migrantes y los trabajadores más vulnerables en genera .

Francisco dijo que la reconstrucción de las economías después de los reveses del COVID-19 debe apuntar a un futuro con «condiciones laborales decentes y dignas», que provengan de la negociación colectiva. Dijo que el «derecho de la sindicalización» es una de las protecciones fundamentales de los trabajadores.

Deploró que muchos migrantes y trabajadores vulnerables suelen quedar excluidos de los planes nacionales de salud. Durante la pandemia, esta exclusión «complica la detección temprana, la realización de pruebas, el diagnóstico, el rastreo de contactos y la búsqueda de atención médica por el COVID-19 para los refugiados y los migrantes y, por lo tanto, aumenta el riesgo de que se produzcan brotes entre esas poblaciones», dijo el papa.

Observó que las mujeres que trabajan como vendedoras callejeras y empleadas domésticas, sobre todo en la economía informal, carecen de acceso a las guarderías y por ello deben llevar a sus niños al lugar de trabajo o dejarlos solos en casa.

«Por lo tanto, es muy necesario garantizar que la asistencia social llegue a la economía informal y preste especial atención a las necesidades particulares de las mujeres y de las niñas»,

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba